Camino de Autismo: Un Diagnostico que Vale la Pena Viajar Lejos

Ser padres es una tarea difícil, especialmente cuando hay preguntas que no han sido contestadas por doctores. Padres frustrados, Jordan y Jomar, no entendían porque su hijo era distante.

“Era agresivo, y no le gustaban los besos ni abrazos,” dijo mama, Jordan. “Él era muy difícil y solo quería estar en su mundo.”

Después de visitas incontable y varios pediatras, la pareja aun no tenían respuestas.

“Yo les decía a los doctores que algo estaba mal con mi hijo, pero me decían, “todo está bien”, dijo Jordan.

La intuición de mama le dio a saber que siguiera buscando. Esa búsqueda trajo a la familia de Eloy asta nuestras Clínicas en Phoenix en Mayo, del año pasado, donde por fin consiguieron respuestas.

Su hijo Jayden de 4 años fue diagnosticado con autismo, gracias a nuestro pediatra, Dr. Clifford Gross, quien se especializa en diagnosticar y tratar el autismo. Ya que Jayden empezó el tratamiento, los cambios que Jordan and Jomar vieron en su hijo, fueron instantáneos.

“De nada viene y me da besos,” dijo papa, Jomar. Cambios que noto solo en un mes.

La familia escucho del centro de salud, Mountain Park, por primera vez, cuando Jomar vino con nosotros para cuidado dental. Después de no llegar a ninguna solución con pediatras en su área, Jordan y Jomar decidieron traer a sus hijos a nuestra clínica de Atkinson, donde conocieron a Dale Manzoeillo, practicante de enfermería. Ella inmediatamente supo que podría ayudarles a encontrar las respuestas que Jordan y Jomar estaban buscando, y los refirió al Dr. Gross en nuestra clínica de Maryvale. “

“El primer día que vinimos aquí y primera vez que Dr. Gross vio a Jayden, el diagnostico fue rápido y preciso. “Él nos entendió”, dijo Jomar.

Aproximadamente uno en cada 49 niños será diagnosticados en estar en el espectro de autismo. Mountain Park es uno de los pocos centros de salud comunitarios en el estado, con un proveedor especialmente entrenado en tratar autismo.

“Definitivamente, es algo que cualquier persona que trabaje en cuidado de salud se va a enfrentar,” dijo Dr. Gross. “Yo pienso que estamos muy y únicamente adecuados para poder proveer muchos recursos y apoyo para familias, y ser un buen hogar medico para esos pacientes.

“si esos otros doctores se hubieran preocupado y hecho un buen trabajo, mis hijos hubieran sido diagnosticados mucho antes,” dijo Jordan. “No fue hasta que vinimos aquí, que conseguimos la ayuda que necesitábamos.”

Los dos niños tienen citas regulares con Dr. Gross, nuestros nutricionistas, y consultas de salud del comportamiento, para ayudarlos a seguir adelante positivamente con autismo. La familia dice que manejaban mas de una hora a las clínicas porque les encanta el cuidado que reciben.

Image

Jordan y Jomar con sus dos hijos, Jayden y Jariel, despues de su cita en nuestra clínica de Maryvale. 


Image

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *